כוח חיל עצר הלילה את אוניית הסוחר Francop ובא כמות גדולה מאוד של כלי נשק ואמצעי לחימה טילים ורקטות והביאה לבדיקה בבסיס חיל הים בנמל האשדוד בתמונה אמצעי הלחימה והחימוש הרבים אשר הוסוו כמטען אזרחי בתוך מאות מכולות שהובילה האונייה
Actualidad

El tráfico ilegal de armas por Las Palmas en la época del apartheid

0

El Departamento de Estado de EE.UU estableció en los 80 un dispositivo de control por el coladero de armas que estaba llegando a Sudáfrica desde Las Palmas. Entre los papeles desclasificados y a los que ha tenido acceso Puertos928 se habla de empresas de Las Palmas que se camuflaban a través de apartados postales en el Puerto de La Luz. Las operaciones se pagaban a través de un banco ubicado en Marbella.

No hay que olvidar el tránsito de armas por Las Palmas tuvo choques de trenes entre estibadores y armadores. En el verano de 1980 los estibadores detectaron la presencia de un buque de origen vasco con armas rumbo a Sudáfrica. Era en El Alalma, de la compañía García Miñaur, con base en Vigo, salió de Bilbao y llegó a Las Palmas la noche del 1 de julio de 1980 procedente de Barcelona. El primer oficial Páez Rodríguez descubrió entre los manifiestos de carga la declaración de 156 kilos de pistolas automáticas star del calibre 9 mm. parabellum. El Sindicato Libre de la Marina Mercante denunció en la Comandancia de Marina los hechos y hubo paro de portuarios y tripulantes. La compañía García Miñaur, dueña de 12 barcos, logró que El Alalma partiese tras contratar su consignatario a 8 nuevos tripulantes. El consignatario Javier Esquivel contrató a los nuevos tripulantes en lugar de los que habían mostrado su desacuerdo con la empresa. El capitán que sustituyó a Leonardo Aranzábal fue Pedro Lejoste Balparda.

Pero la investigación surge…

La investigación de Washington se inició por un pedido de “gran tamaño”, señala el informe, y que cubrían 261 rifles de caza y 2,2 millones de balas fabricados por Olin Corporation para una empresa cuya dirección era: Apartado 2024, Puerto de La Luz, Las Palmas. En aquel periodo a los norteamericanos les llamó la atención semejante petición y, sobre todo, si era para asuntos internos en las islas o para Sudáfrica, indica el documento 1_913X1C.). El asunto se estuvo investigando y se advertía que cualquier decisión requería visto bueno político.

Además de la petición de la empresa radicada en un apartado de correos aparece mencionada una sociedad radicada en Ohio se nombre Hamilton Ass para enviar 24 pistolas a una empresa vasca, que era la que debía entregar las armas en Las Palmas por vía marítima. A esas 24 pistolas era necesario añadir un paquete de 160.000 balas con dos empresas del mismo dueño destinatarias. Pero las autoridades norteamericanas siguieron indagando. Y tirando del hilo llegaron a una empresa ficticia de nombre AJW, que era la que enviaba el armamento a Sudáfrica. Fue prohibido venderle; pero no hay que olvidar que la aerolínea sudafricana hacía escala en Gran Canaria antes para conexiones con ciudades como Ámsterdam o Nueva York.

Bulgaria

Estados Unidos detectó nuevos envíos a Las Palmas desde el Puerto de Constanza, en Rumanía, procedentes de Bulgaria y eso que eran comunistas. Se trataba de una operación mandada desde Sudáfrica por empresarios daneses. Se trataba del transportista danés Anders Jensen, que recalaría en Las Palmas entre 1981 y 1983 después de que fuera acusado del suministro a gran escala de armas extranjeras a Armscor, muchas de ellas AK-47 y otras armas de origen soviético.

Sudáfrica importaba armas que también acababan en Mozambique y Angola. Quien tiró de la manta fue el Sindicato de Marineros de Dinamarca, que monitorizó la llegada de buques daneses que infringían el embargo de armas a Sudáfrica y que Jensen era uno de los 16 transportistas identificados. El Sindicato de Marineros, que estaba fuertemente en contra del apartheid, sostiene que desde os barcos daneses fueron responsables de al menos 60 envíos ilegales, de los cuales alrededor de 25 fueron a bordo de los barcos de la compañía Trigon de Jensen.

Una producción de televisión danesa de 1984 detalla uno de los viajes del barco Trigon Sarah Poulsen por Las Palmas. Muestra cómo un contrato fue negociado en París en 1978 por el representante de Armscor, Charles Canfield, y el funcionario de la embajada de Sudáfrica, Michael Jordaan, con el traficante de armas alemán Peter Mulack.

Mulack

Los sudafricanos acordaron pagar a Mulack 9,76 millones de dólares por un cargamento de armas, a Trigon 300.000 dólares por el transporte y otros casi 500.000 dólares por un certificado de usuario final falso. Mulack compró las armas, entre otras 4.000 rifles AK47, 3 500 rifles AKM, 3 000 ametralladoras, decenas de miles de granadas de mano, minas y municiones, de Bulgaria. El barco cargó en el puerto búlgaro de Borgas, fingiendo dirigirse a Nigeria, pero zarpó hacia Las Palmas. El barco, con su nombre y origen disfrazados, se descargó en Durban.

Las armas de origen del bloque oriental tenían demanda porque Sudáfrica las usaba con fines de propaganda, en operaciones clandestinas y para abastecer a Unita y Renamo. Dicho apoyo fue oficialmente denegado, por lo que los suministros de armas debían ser imposibles de rastrear.

MS Astor

No hay que olvidar que en los 80 la naviera sudafricana Safmarine se hizo con un buque de cruceros llamado Astor vulnerando el embargo internacional a Sudáfrica. A través de Las Palmas se enviaban los proyectos de compras en maletas a Alemania porque la idea era construir en Kiel buques y submarinos para el régimen sudafricano. Más de 40 millones de la época en comisiones.

 

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *