Portada

Fairplay Bandama pasará la navidad (y algo más) en Amberes

0

La filial canariA del grupo alemán Fairplay Towage Group, Odiel Towage, ordenó esta semana al remolcador Fairplay Bandama desplazarse a Amberes a la vista de las limitaciones que tiene como nuevo operador en el Puerto de La Luz y de Las Palmas. Es el segundo remolcador que se manda a mudar al norte de Europa, el otro está en Rotterdam esperando instrucciones, De acuerdo con los movimientos de web de seguimiento de buques.

La empresa comenzó a operar en verano de 2020 con una flota de cuatro remolcadores, con los esperaba presta servicio en la capital, que prevé usar como sede para operaciones con África. Ya todo eso es pasado. La tregua navideña entre Fairplay y Boluda, sin embargo, podría ser solamente un espejismo por la agenda judicial que hay en 2021.

En 2018 el grupo alemán comenzó los trámites para lograr la licencia, que tras dos años se hizo efectiva en el Puerto de Las Palmas el 15 de marzo, justo cuando comenzó el confinamiento por Covid19, para atender a clientes y aquellos que elijan sus servicios. Fairplay tenía el objetivo de contar con remolcadores en Lanzarote y Fuerteventura, así como usar el Puerto de La Luz como base de operaciones para trabajar con zonas africanas como Mauritania y Senegal.

En septiembre de 2020 Efe informó que un juzgado ha admitido a trámite la querella presentada por el grupo Boluda contra el expresidente de Puertos del Estado José Llorca y otros cinco directivos y funcionarios de ese organismo y de la Autoridad Portuaria de Las Palmas por autorizar a Fairplay un segundo operador en el servicio de remolcadores del puerto de La Luz.

La querella ha sido impulsada por la empresa Remolcadores y Barcazas de Las Palmas, que sostiene que en proceso por el que se permitió a la compañía Odiel Towage operar en La Luz se cometieron delitos de prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos y malversación de fondos públicos.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Las Palmas de Gran Canaria resume así cuál es la tesis de los querellantes: consideran que, “con la finalidad de facilitar una mayor competencia en la prestación de algunos servicios portuarios, todos los querellados (…) han maniobrado o manipulado la tramitación de unos expedientes adminitrativos para favorecer a la entidad Odiel Towage”.

“Hasta el punto”, añaden los denunciantes, “de haber conseguido introducir un segundo operador, precisamente Odiel Towege, pero en unas condiciones desleales y discriminatorias, que inducen a pensar que hay otros intereses detrás que son los que les han impulsado a actuar como lo han hecho”.

Desde el punto de vista de Rebapa, el expresidente de Puertos del Estado incumplió de forma “deliberada” la ley que regula estas instalaciones para favorecer a Odiel Towage. Y lo mismo reprocha al anterior director de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Salvador Capella.

En concreto, Rebapa sostiene que se manipularon los pliegos de condiciones y que se permitió a Odiel Towage operar solo con cuatro remolcadores en el puerto de La Luz, sin servicio en otros puertos.

Y ello a pesar de que, según su interpretación de la normativa, para darle esa licencia de operador Odiel Towage debía cubrir todos los puertos de la provincia con un mínimo de nueve remolcadores, repartidos de esta manera: seis en La Luz, uno para Arinaga-Salineras (Gran Canaria), uno para Arrecife y otro para Puerto del Rosario.

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *