Actualidad

Y el gran vencedor del lío de Fred Olsen en Agaete es: Boluda Towage

3

¿Quién iba a solucionarlo? Un operador con respuesta inmediata y unidades disponibles. Hasta dos remolcadores de Boluda han sido necesarios en las tareas de rescate del ferry Bentago Express, de la naviera Fred Olsen, que encalló días después de Reyes por un temporal de viento y mar cuando intentaba atracar en la ratonera puerto de Agaete (Gran Canaria). Es el favor impagable que la naviera debe a Boluda desde enero de 2021 y que no olvidará jamás.

La presencia de las embarcaciones de remolque ha puesto de manifiesto la dinámica de un negocio donde mercantiles como Fairplay, aunque hubiesen operado en el mercado, no tendrían por lógica la experiencia necesaria para poner orden en la ratonera del puerto de Agaete. La necesidad de contar con un aparato de emergencias que salga al rescate de las navieras al margen de las competencias de Puertos del Estado o del ente autonómico Puercan.

En total, tres remolcadores han sacado del fango financiero en el que ha estado a punto de entrar Fred Olsen por el ferry Bentago Express, del que depende buena parte de su cuota de mercado frente a Naviera Armas. Los técnicos del VB Canarias y el VB Baleares aproximaron al catamarán al muelle del puerto.

Un remolcador adicional se habría sumado para dar más potencia al empuje, que se realiza en dirección al muelle viejo del Puerto de las Nieves. La intención de intensificar las labores de empuje y arrastre para desencallar al barco han sido fundamentales los nervios de acero de las tripulaciones de Boluda.

El trabajo de los remolcadores ha evidenciado que la naviera no ha mentido cuando aseguraba que la flotabilidad del buque no peligraba por disponer de dos cascos, con siete tanques cada uno, y otro más a proa. El permanente esfuerzo de las embarcaciones de Boluda ha permitido que los siete de un lado están intactos, mientras que algunos del otro lado sufren ligeros daños como consecuencia del golpe que sufrió contra las rocas, pero otros están bien, al igual que el de proa.

El Bentago Express es un catamarán del año 2000 de 95 metros de eslora y 26 de manga que, según detalla Fred Olsen en su página de internet, tiene capacidad para desplazar a 880 pasajeros, aunque en el último viaje del jueves solo llevaba a 59, entre ellos un bebé. Esos viajeros y quince de los tripulantes fueron rescatados el viernes por la Salvamar Nunki, de Salvamento Marítimo.

El accidente se produjo cuando una súbita racha de viento empujó al Bentago Express contra una baja próxima al puerto de Las Nieves, durante la maniobra de atraque en su último servicio del día entre Tenerife y Gran Canaria.

You may also like

3 Comments

  1. De dónde saca usted que las tripulaciones de Fairplay “no tienen la lógica experiencia necesaria”????
    Esta publicación que se jacta de ser imparcial, no sólo es una falacia sino que demuestra una falta de tino sin parangón.
    De dónde cree usted que salen las tripulaciones de Fairplay, de criar cabras???
    Se le está viendo el plumero señor

  2. Buenas Don David: Muchas gracias por su comentario. Pasaremos su opinión a nuestros editores para que aporten una respuesta con fundamento. C.M.

    1. Me parece bien que se alabe la profesionalidad de las tripulaciones de Boluda, las habrá mejores o peores como en todos lados. Pero no a costa de un agravio comparativo con las de Fairplay, teniendo en cuenta que salen de Boluda y otras navieras de remolque lo que demuestra falta de rigor periodístico y un claro posicionamiento por parte de este medio.
      Quizá deberían revisar sus principios editoriales y sus códigos deontologicos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *